Archivo de la categoría: Recetas

¿Truco o Trato?…Dedos de Bruja para Halloween

Después de una largo período de abandono, retomo el blog con nuevas energías para contaros una receta por la que muchos de vosotros me habéis preguntado en Facebook… Los Dedos de Bruja.

Son muy sencillitos de hacer y quedan terroríficos, asqueoroso, sangrientos…muy de Halloween.

Ingredientes

100 grs. de mantequilla en pomada20131017_202748

65 grs. azúcar

2 huevos

300 grs. harina

1 pizca de sal

Esencia de vainilla, ron.. al gusto

Almendras crudas tipo Marcona

Mermelada de fresa

Colorante rojo en pasta (opcional)

 

Precalentamos el horno a 180 ºC

En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar y vamos integrando el resto de ingredientes poco a poco: los huevos, la harina tamizada, la pizca de sal y la esencia o licor elegido. Se puede mezclar a mano, no es necesario batidora. De hecho, cuando terminéis de integrar toda la harina, podréis amasar a mano. Si queréis, añadid a la mezcla almendritas picadas, sabrá más parecido al mazapán.

Una vez todos los ingredientes estén bien integrados, cogéis la masa, la envolvéis en papel film transparente y la metéis en la nevera un mínimo de media hora. Pasado este tiempo, podéis sacala y comenzar a modelar dedos de bruja. Tratad de hacerlos bien finos, pues en el horno se hinchan. Hacéis la forma de la uña, la untáis con mermelada de fresa bien roja y presionáis la almendra, para que parezca una uña auténtica. No olvidéis hacer las rayitas que darán forma al nudillo, para que sean más realistas.

20131017_192227-1

Sobre una bandeja de hornear, colocamos un papel de horno, y sobre él nuestras galletas. Horneamos unos 15 minutitos y las sacamos.

Dejamos enfriar nuestras galletas y con un pincel bien limpio las pintamos con colorante rojo para dar sensación de sangre.

 Espero que os guste la receta y que os atreváis a probarlos que son muy fáciles de hacer y están buenísimos.

Un besote!!!

 

Repostería para niños

Viniendo hacia el trabajo he escuchado en la radio que hoy es el  Día Mundial contra el Trabajo Infantil. No quiero soltaros ninguna chapa, ni hacer demagogia barata, pero es que escuchando estas cosas se despierta mi espíritu solidario.

Según UNICEF , alrededor de 346 millones de niños y niñas están sujetos a explotación infantil en el planeta y al menos tres cuartas partes (171 millones) lo hacen en condiciones o situaciones de peligro. El 70% de los niños y niñas trabajadores del mundo lo hacen en el sector de la agricultura y a esto hay que sumar que más de 50 países reclutan a menores de 18 años y los arman para la guerra.20130511_130731

Por eso no dejo de pensar en lo privilegiados que son nuestros niños y lo afortunados que somos nosotros de poder disfrutar de ellos. Así que hoy os traigo una recetita, ideal para pasarlo genial con los peques de la casa. Y os dejo una fotito de mi gordi, que es un máquina amasando el fondant 😉

GALLETAS DE MANTEQUILLA (Receta de El Rincón de Bea)
Iscreenshot_2012-11-26_0716NGREDIENTES: (cantidades para 35 ó 40 galletas grandes de entre 8-10 cm)

 250 gr. mantequilla a temperatura ambiente (leer A)

250 gr. azúcar glass

1 huevo XL a temperatura ambiente 650 gr. harina tamizada

1 chorrito de leche para ligar la masa (leer E)

Aroma al gusto del consumidor

 

PREPARACIÓN:

 1.- Batimos la mantequilla 1 minuto a velocidad media.

2.- Cuando veamos que la mantequilla tienen una textura suave, bajar la velocidad  e ir incorporando el azúcar tamizado a cucharadas. Cuandoel azúcar se integre completamente volvemos a subir la velocidad de la batidora.  pasados unos minutos, la mantequilla tendrá un aspecto esponjoso.

 3.- En este momento pararemos la máquina y le añadiremos el sabor deseado, así como el huevo ligeramente batido muy poco a poco, y batiremos a velocidad mínima hasta que esté integrado.  

4.- Comenzaremos a añadir la harina a cucharadas, a la velocidad más baja posible. Cuando estemos llegando casi al final de la harina, la masa comenzará a “desmigarse”.En este momento incorporaremos un chorrito de leche  y batiremos de nuevo hasta que se haya ligado la masa, formando una bola y se haya despegado de las pareces del bol.  Si nos pasamos con el “chorrito” y nos queda muy húmeda echarle un poco más de harina, pero lo ideal es ir echando la leche muy poco a poco.

 Cuando hayamos conseguido una masa uniforme, colocamos sobre la encimera un papel de hornear y sobre él la masa de las galletas. Le daremos a la masa forma redonda y chata y la cortaremos en cuatro trozos iguales. La masa deberá estar pringosa (debido a la mantequilla)… pero no pegajosa. 

Reservamos tres trozos, y nos quedamos con uno de los trozos y con las manos le damos forma rectangular.Colocamos otro papel de hornear encima y estiramos la masa con un rodillo (lo ideal es uno antiadherente de plástico o teflón porque en el de madera se pega). Cuando consigamos el grosor deseado, guardamos esta masa en la nevera lo más estirada posible entre los dos papeles de hornear, y procedemos de la misma manera con los tres trozos restantes.

 La masa debe dejar enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas. Debemos colocarla de tal manera que no coja ninguna arruga ni se doble, y siempre el trozo más grande en la parte inferior. Lo ideal sería que nos cupiera la bandeja de hornear en la nevera y podemos meter los cuatro trozos uno sobre otro.

 Pasado este teiempo, retiramos el papel de la parte superior y cortamos las galletas con un cortador dela forma que queráis (hay miles de ellos en las tiendas de repostería).  Colocamos todas las galletas del mismo tamaño sobre la bandeja de hornear, ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse. Con esta receta, encuentro que la mayoría de las veces la galleta se pega al cortador y se levanta fácilmente. Pero si no es así, cortamos la mayor cantidad de galletas posibles y retiramos los recortes. Con la espátula especial para galletas, o bien con la mano ( si la masa está bien fría) podremos colocar directamente las galletas sobre la bandeja de hornear. Esta receta al no llevar ningún tipo de levadura, la galleta no se extiende mucho, pero hay que dejar un par de centímetros de separación entre galleta y galleta. No es necesario colocar papel de hornear en la bandeja de las galletas, tan pronto las saquemos del horno, y cuando todavía están calientes, las despegamos suavemente de la bandeja y las dejamos reposar durante 5 minutos ya no se pegaran . Nos parecerá que están un poco blandas, pero endurecerán al enfriar.

 Los recortes sobrantes, los uniremos, estiraremos entre dos papeles, y enfriamos en la nevera por lo menos 15 minutos. Estos recortes los podremos utilizar 3 veces más, pero la textura de la galleta no será la misma, y quedará un poco correosa. También afectará a la superficie de la galleta, que no quedará tan lisa, como las galletas que cortamos de una masa estirada solo 1 vez.

 La bandeja de galletas ya cortadas la debemos de meter de nuevo a enfriar, a dejarlas 15 minutos en nevera o 10 minutos en el congelador. Este paso es “obligatorio” ya que sino las galletas perderán la forma.

 Precalentar el horno a 180º e introducir la bandeja de hornear durante un mínimo de 10 minutos . Este es el tiempo de cocción que indica la receta original, pero eso depende del tamaño de las galletas. Hay que tener en cuenta que todas las galletas que coloquemos en la bandeja deberán ser del mismo tamaño, ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse. Lo ideal para las galletas que yo hago, que son de una media de 10 cm, son 18 minutos de horneado. Pasados 15 minutos hay que estar muy pendiente ya que 1 minuto más o menos puede ser la diferencia entre una galleta perfectamente horneada y una galleta quemada.

Una vez estén horneadas las ponéis a enfriar sobre una rejilla y cuando estén completamente frías las podéis empezar a decorar con fondant como más os guste.

Espero ver vuestras creaciones!!!

 

Cupcakes para Celiacos

El día 27 de mayo se celebra en España el Día Nacional del Celíaco. Quizás los que no convivimos día a día con la enfermedad, no somos plenamente conscientes de la cantidad de cosas a las que tienen que renunciar los intolerantes al gluten.

Por eso, porque se merecen que pensemos un poquito en ellos y porque hay alternativas, hoy os pongo una recetita con la que tooooooodos podréis disfrutar.

Mi receta es la de Alma Obregón de la que todos sabéis que soy fan. Yo la he modificado un poquito porque no me gusta mucho el sabor de la esencia de almendras… jajajaja

Ingredientes para 12 cupcakes:

  • 150 gr de harina de arroz20130506_193824-1
  • 165 gr de azúcar
  • 150 gr de margarina (yo usé Granovita que es una margarina vegetal no hidrogenizada sin gluten,sin huevo y sin lactosa. La venden en El Corte Inglés, Hipercor y Supercor
  • 3 huevos
  • 1/2 cucharadita de levadurina (Yo usé la de la marca ADPAN, que podéis adquirir en herbolarios, en El Corte Inglés o en www.elracodelceliac.com)
  • unas gotas de aroma de naranja
  • 3 cucharadas de leche

Como siempre, precalentamos el horno a 180º.

Mezclamos la margarina con el azúcar con la batidora. Añadimos los huevos uno a uno para que la mezcla sea más homogénea.

Mezclamos la levadura con la harina y la añadimos a la mezcla anterior, junto a las dos cucharadas del leche y el aroma de naranja.

Lo repartimos en los moldes y…. al horno. 20 minutitos y estarán listos!!!

Para el Buttercream:

  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 450 gr de azúcar glas
  • 1 cucharadita de aroma de naranja
  • 6 cucharaditas de leche
  • 1 pizca de colorante (El de la marca Sugarflair es libre de gluten)

Ponemos todo junto en un bol y batimos (durante un par de minutos a baja velocidad y después a máxima potencia durante cinco minutos)

Cuando la mezcla alcance la textura de el helado, estará lista para que la metáis en la manga pastelera y decoréis al gusto.

¿Fácil no?. Los de mi prueba se los comió mi sobrina Paloma que no dijo nada crítico al respecto, por lo que entiendo que ni siquiera se dio cuenta del sabor de la harina de arroz.

Buenos y para todos!!!! Espero que los probéis y que los disfrutéis!!!

Un beso, caprichines!!

 

 

Las torrijas de Mamá

20130329_124052“Las torrijas de mi madre son las mejores del mundo”. La de veces que habré escuchado esa  frase a lo largo de mi vida y es que  ¿qué tendrán las torrijas de mamá que siempre están tan buenas?.

Tú te pasas toda la mañana en la cocina haciendo torrijitas y luego…sí están buenas… pero no son las de mamá. ¿Còmo es posible?¡¡ si a mi me las enseñó a hacer ella!! 😦

¿Será que he olvidado alguno de los pasos?, o quizás los ingredientes no sean los adecuados o ¿será que mi madre se guarda algún secreto bajo la manga, para seguir teniendo las mejores torrijas del mundo?…Seguro que es eso!!

Bueno pues, ¡¡hemos conseguido la receta de mamá!!!! y a pesar de sus amenazas, os la voy a contar 😉 pero no se la contéis a nadie, que luego me regaña, jajajaja.

Ingredientes:

  • 1 barra de pan (no pasa nada porque sea del día anterior)
  • 3 huevos
  • 1 litro de leche
  • Canela en rama y en polvo
  • 1/2 kg de azúcar
  • Aceite
  • Un cuacharada de harina
  • 1 litro de agua
  • La cáscara de una naranja y de un limón
  1. Cortamos la barra de pan en rebanadas de unos dos centímetros de ancho
  2. Reservamos 50 ml de leche y calentamos ligeramente el resto.
  3.  Sumergimos las rebanadas en la leche, de una en una.
  4. EL AUTÉNTICO SECRETO DE MAMÁ : Batimos los huevos junto con  50 ml de leche y una cucharada de harina.
  5. Una vez estén bien remojadas en la leche, rebozamos las torrijas con el huevo y las freimos
  6. Las ponemos a escurrir sobre un papel de cocina absorbente

Para el almíbar

  1. Ponemos a hervir un litro de agua junto con las cáscaras de naranja, limón, una rama de canela y un poquito de canela en polvo.
  2. Tras quince minutos hirviendo, le volcamos medio kilo de azúcar, hasta que se forme un almíbar espeso.
  3. Sumergimos las torrijas de una en una y las ponemos en una bandeja.
  4. Una vez sumergidas todas las torrijas, el almibar sobrante lo volcamos sobre la bandeja de las torrijitas.

Y ahora sólo tenéis que probar la receta de mi mamá, para que comprobéis por vosotros mismos que, efectivamente,¡¡¡ éstas son las mejores torrijas del mundo!!!!

Deliciosos Cake Pops

Cake PopsY os preguntaréis ¿y qué demonios son “Cake pops”?. Pues bien, cuando los probéis estad seguros de que NUNCA olvidaréis su nombre.

Los Cake pops son una especie de piruletas de bizcocho, bañadas en chocolate que no sólo están deliciosas sino que además son muy fáciles de hacer. Sólo tenéis que seguir las instrucciones para tener el éxito asegurado.

Cakepops de Oreo

Ingredientes:

  • 2 paquetes de galletas Oreo de 154grs c/u
  • 85 grs de queso de untar, tipo Philadelphia (sí, vale el de Hacendado) . No os engañéis, comprad el normal. El light no engorda menos… jajajaja
  • Chocolate de cobertura (de ese que venden en tabletas para derretir). A mi me encanta el de Nestlé, pero podéis hacerlo con el que queráis.
  • Palitos de brocheta. Los venden en supermercados o incluso en el chino. Si queréis ser más profesionales, podéis comprar palitos de piruleta, que podéis encontrar en cualquiera de las tiendas que venden productos de repostería y de las que os iré informando poquito a poco.

Bueno, pues una vez tengáis todos los ingredientes nos lavamos las manitas y manos a la obra (era chufla, doy por hecho que os lavaríais las manitas ¿verdad?).

  1. Ponemos las galletas oreo, tal cual salen del paquete, en un bol y tratamos de pulverizarlas. Para ello existen diferentes técnicas: mortero, tenedor, batidora, termomix, molinillo… como queráis pero que queden bien machacaditas
  2. Añadimos el queso a las galletas y  mezclamos bien con las manos hasta obtener una pasta estilo plastilina.
  3. Como si se tratase de albóndigas, hacemos bolitas con la masa.
  4. Si no váis a comer inmediatamente los cake pops, mi consejo es que metáis las bolitas en el congelador. Si no, con que las metáis unos diez minutos en la nevera, será suficiente para que se endurezcan un poquito.
  5. Mientras las bolas permanecen en el congelador/nevera, derretimos el chocolate colocándolo en un bol profundo. Podemos derretir al baño maría (yo no tengo paciencia) o al microondas. Si optais por éste último ¡¡¡Precaución!!!. El chocolate se quema con suma facilidad!!!!. Por eso, cada medio minuto tenéis que abrir, remover y seguir derritiendo.
  6. Una vez derretido, metemos la base de los palitos de brocheta en la cobertura y pinchamos las bolitas. IMPORTANTE: si no mojáis el palito en el chocolate, es probable que las bolitas no se adhieran al palo y terminen suicidándose
  7. Dejamos reposar las bolitas (pinchadas en sus palos) en la nevera (20 minutos) o en el congelador (diez minutos)
  8. Sumergimos los Cake pops en el chocolate derretido y esperamos a que sequen.
  9. Nos sentamos, cogemos nuestro cake pop, lo mordemos, degustamos y sobre todo nos concienciamos de que uno es más que suficiente para mantener la cintura a raya ;).

IMPORTANTE

  • Es imprescindible que las bolas estén lo más fresquitas posibles. Si la masa está demasiado blanda vuestras bolas se suicidarán por el palo irremediablemente. El calor es enemigo de los Cake Pops.
  • Podéis congelar las bolas antes de chocolatearlas y aguntarán en el congelador durante más de un mes. Pero ojo!!!, si las bolas están congeladas tendréis que esperar a que se descongelen. Si sumergimos las bolas congeladas en chocolate caliente, la apariencia en principio será normal, pero al rato veréis como vuestra cobertura de chocolate comienza a agrietarse.
  • Antes de que el chocolate se seque, podéis cubrir las bolitas con sprinkles (los fideos de colores de toda la vida), almendras picaditas… o lo que se os ocurra
  • Podéis utilizar chocolate con leche o incluso chocolate blanco para la cobertura, pero tened en cuenta, que tardarán mucho más en secarse.
  • También se pueden usar Candy Melts, que son una especie de chocolate de colores que venden en sitios especializados, pero eso os lo explico en otro post.
  • Cake Pops sobre capsulaSI no os atrevéis a presentar las bolas pinchadas porque hace mucho calor, podéis ponerlas sobre una cápsula de mini magdalenas o sobre un cucurucho de helado o bien directamente boca abajo, sobre un papel de cocina.

Bueno chic@s espero que disfrutéis de vuestros Cake Pops de Oreo!!

Y si queréis ver más ejemplos, podéis seguirme en facebook!!!

Un abrazo